Globered
Consigue tu propia página web



El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir libre de pecado Cargando la cruz de la negacion propia al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de esa cruz que lleva a la unión con Dios en su Reino.
0 0 0

Tito 2:11-14, es la verdadera definición de la gracia (1 JUAN 2-27)‏

Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios. El lucero de la mañana se leventa en vuestros corazones. 2 Ped 1:19. Jesús es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6 Pablo dijo que Jesús fue resucitado en él: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Por lo tanto, busque su rostro, y siga buscando hasta que él aparezca. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. Sin un corazón puro, usted está ahora, y estará en el futuro, excluído del cielo.

Por: Radio Jovenes Para Cristo | Publicado: 10/03/2010 13:12 |

 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

http://public.blu.livefilestore.com/y1pTrYtY4PbLAhEoTPOX5ipqj8nt5_Ack93Uhws5hdTEbN8b_ORFuKBo2nsB7BbZKcfvbGbRZaSuhffPSrr-6X66A/paisajes2%5B1%5D.gif




Ezequiel 47


 1 Entonces me hizo volver a la entrada del templo. Y he aquí que de debajo del umbral del templo salían aguas hacia el oriente, porque la fachada del templo estaba al oriente. Las aguas descendían de debajo del lado sur del templo y pasaban por el lado sur del altar.
 2 Luego me sacó por el camino de la puerta del norte y me hizo dar la vuelta por afuera hasta el exterior de la puerta que da al oriente. Y he aquí que las aguas fluían por el lado sur.
 3 Cuando el hombre salió hacia el oriente, llevaba un cordel en su mano. Entonces midió 1.000 codos y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos.
 4 Midió otros 1.000 codos y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros 1.000 codos y me hizo pasar por las aguas hasta la cintura.
 5 Midió otros 1.000 codos, y el río ya no se podía cruzar, porque las aguas habían crecido. El río no se podía cruzar sino a nado.
 6 Y me preguntó: "¿Has visto, oh hijo de hombre?" Después me condujo y me hizo volver a la ribera del río.


JUAN 7

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba
. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
 39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.




Salmos 112


 1 ¡Aleluya! Bienaventurado el hombre que teme a Jehovah, y en sus mandamientos se deleita en gran manera.
 2 Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita.
 3 Bienes y riquezas hay en su casa; su justicia permanece para siempre.
 4 En las tinieblas resplandece la luz para los rectos;1 él es clemente, misericordioso y justo.
 5 El hombre de bien tiene compasión y presta, y administra sus cosas con justicia.
 6 Por eso no resbalará jamás; para siempre será recordado el justo.
 7 De las malas noticias no tendrá temor; su corazón está firme, confiado en Jehovah.
 8 Afianzado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus enemigos su deseo.
 9 Esparce, da a los necesitados; su justicia permanece para siempre, y su poderío será exaltado en gloria.
 10 Lo verá el impío y se irritará; crujirá los dientes y se consumirá. El deseo de los impíos perecerá.



_______________________________________

 En las tinieblas resplandece la luz para los rectos.


Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6.


Cristo es revelado en su corazón; usted ve, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.
El lucero de la mañana se leventa en vuestros corazones. 2 Ped 1:19.
Jesús es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor. 2 Cor 4:14, Col 2:11-12,3:1, Efe 2:6


Pablo dijo que Jesús fue resucitado en él: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.
Por lo tanto, busque su rostro, y siga buscando hasta que él aparezca. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8.
Sin un corazón puro, usted está ahora, y estará en el futuro, excluído del cielo.


Él aparece en el corazón purificado de los creyentes — él es visto. Esta es su segunda venida — esta vez en los purificados de corazón.


Esta es la segunda venida, la revelación de Cristo, en los corazones de los creyentes individuales;
en aquellos que han preparado el camino para él en sus corazones para que el Señor entre, sea revelado, y gobierne como Señor.


Él, que ha estado escondido en el interior, es revelado. Como dijo Pablo: Dios tuvo a bien revelar a su Hijo en mí para que yo le anunciase.
Cuando él sea manifestado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.


Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro.
1 Juan 3:2-3

Sólo aquellos que son como él, puros, lo verán aparecer. Los que de corazón puro invocan al Señor. 2 Tim 2:22
Vuestras almas son purificadas al obedecer la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22. Sus corazones son purificados por la fe. Hechos 15:9
 


Las sectas deficientes, doctrinas o religiones enseñan que uno no tiene que ser puro, que no tiene que ser perfecto, que no tiene que ser santo.
Si, como ellos enseñan incorrectamente, él vuelve al mundo entero, ninguno de ellos lo vería, porque ellos no son puros.
El mundo no me verá más; pero vosotros me veréis. Juan 14:19
.
Porque si ellos tuvieran la esperanza de pureza y de ver a su salvador, purificarían sus corazones, por la fe y la gracia, para ver a Dios aparecer dentro de sus corazones.




Tito 2


 1 Pero habla tú lo que está de acuerdo con la sana doctrina;

 2 que los hombres mayores sean sobrios, serios y prudentes, sanos en la fe, en el amor y en la perseverancia.
 3 Asimismo, que las mujeres mayores sean reverentes en conducta, no calumniadoras ni esclavas del mucho vino, maestras de lo bueno,
 4 de manera que encaminen en la prudencia a las mujeres jóvenes: a que amen a sus maridos y a sus hijos,
 5 a que sean prudentes y castas, a que sean buenas amas de casa, a que estén sujetas a sus propios maridos, para que la palabra de Dios no sea desacreditada.
 6 Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes,
 7 mostrándote en todo como ejemplo de buenas obras. Demuestra en tu enseñanza integridad, seriedad
 8 y palabra sana e irreprensible, para que el que se nos oponga se avergüence, no teniendo nada malo que decir de ninguno de nosotros.
 9 Exhorta a los siervos a que estén sujetos a sus propios amos en todo: que sean complacientes y no respondones;(si le trabajas a alguie en lo que sea estas sujeto a selvidunbre)

 10 que no defrauden, sino que demuestren toda buena fe para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.


 11 [Los siguientes cuatro versículos forman la verdadera definición de la gracia. La gracia es el Espíritu de Dios, que fue derramado sobre todos los hombres en el Pentecostés. La gracia nos enseña a arrepentirnos del pecado y a vivir rectamente; y entonces la gracia nos purifica para que lleguemos a ser celosos de buenas obras. La gracia aparece a todos los hombres, pero sólo le trae salvación a aquellos que han aprendido a vivir rectamente y que después son purificados.]
  11   Porque la gracia salvadora de Dios se ha manifestado a todos los hombres,
 12 enseñándonos a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas,
 13 aguardando la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo,
 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, celoso de buenas obras.1 [Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras, Efe 2:10.]
 15 Estas cosas habla, exhorta y reprende con toda autoridad. ¡Que nadie te menosprecie [ni tus enseñanzas]!



_______________________________________


1 Tito 2:11-14, es la verdadera definición de la gracia.


Somos llevados a través del arrepentimiento a la verdad y el reino del cielo por el proceso purificador y educativo de la gracia. La gracia nos enseña qué debemos de negarnos. La gracia nos lleva al arrepentiiento. Con nuestra obeciencia a su guía y sus mandatos, la gracia después quita el pecado (incluso el deseo de pecar), de nuestros corazones, — para así redimirnos de todo pecado y purificarnos.

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Encaminará a los humildes en la justicia y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9


Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos. Sal 32:8

La gracia, el favor inmerecido de Dios, no es instantánea y no es salvación, como se cree comúnmente.

De la Voz del Señor, con respecto a la salvación instantánea por la gracia: "Es una mentira torcida y perniciosa."
La gracia es un proceso educativo de arrepentimiento de los deseos a una vida piadosa en la pureza, llegando a la salvación y viendo a Dios.


Porque la gracia salvadora de Dios se ha manifestado a todos los hombres,
enseñándonos a vivir de manera prudente, justa y piadosa en la edad presente,
renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas,
aguardando la esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo,
quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad
y purificar para sí mismo un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2:11-14


Una persona que todavía peca podría argumentar equivocadamente que está redimida de toda iniquidad, ¡pero no que la gracia lo ha purificado!
Y cuando la gracia verdadera lo haya purificado de toda iniquidad, usted ve a Dios, porque los puros de corazón ven a Dios. Mat 5:8



Proverbios cap.4
 18 Pero la senda de los justos es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que es pleno día.
 19 El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan.
 20 Hijo mío, pon atención a mis palabras; inclina tu oído a mis dichos.
 21 No se aparten de tus ojos; guárdalos en medio de tu corazón.
 22 Porque ellos son vida a los que los hallan, y medicina para todo su cuerpo.
 23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él emana la vida.
 24 Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la falsedad de los labios.
 25 Miren tus ojos lo que es recto, y diríjase tu vista a lo que está frente a ti.
 26 Considera la senda de tus pies, y todos tus caminos sean correctos.
 27 No te apartes ni a la izquierda ni a la derecha; aparta tu pie del mal.



Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. Juan 15:17

Comenta